¿Es el lobo ibérico un aliado de los ganaderos en el control de enfermedades?

lobo
Life Lobo Andalucía y la memoria del lobo, protagonistas de “Espacio Protegido” de Canal Sur
21 mayo, 2019

Son cada vez más numerosos los estudios científicos que así lo consideran. Y lo hacen con el aval de rigurosos trabajos de campo que efectivamente vienen a demostrar que el cánido, en su papel de policía sanitaria, está adquiriendo un papel relevante como elemento de control de las enfermedades que los ungulados silvestres transmiten al ganado doméstico. Para muchos este es un punto de vista a tener muy en cuenta en la gestión inteligente de una coexistencia sostenible con la especie.

De hecho, hace tan solo unos días la revista científica ‘Scientific Reports’ publicaba un artículo con los resultados de una investigación multidisciplinar que demuestran que el lobo contribuye a regular las poblaciones de jabalí y que esta depredación puede llevar a una marcada reducción de la infección del ganado bovino por tuberculosis. El estudio ha sido dirigido por Christian Gortázar, del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC), perteneciente a la Universidad de Castilla-La Mancha y el CSIC.

El equipo de investigadores hispano-británico ha centrado su trabajo en combinar datos de campo con modelos matemáticos con los que han estudiado la compleja relación entre lobos, jabalíes y vacas, influida por una enfermedad crónica como es la tuberculosis. Además como un hallazgo clave de esta investigación se destaca el importante servicio ecosistémico que depredadores como el lobo están proporcionando al ganadero “ya que una población animal que alberga una infección grave puede ser regulada o mantenida a una determinada densidad, tanto por la propia enfermedad, si hay muchos infectados, como por la depredación, con lo que habría menos infectados”.

Una publicación de Life Lobo secunda estas conclusiones

Muchas de las conclusiones de este estudio coinciden con las extraídas del manual ‘Aspectos esenciales del lobo y su gestión’ realizado por el biólogo Juan Carlos Blanco dentro de las acciones de comunicación y divulgación del LIFE ‘El lobo en Andalucía: cambiando actitudes’. En la publicación del proyecto europeo también se recoge el relevante papel de policía sanitaria que juega el lobo en especial en el sur de España, donde los ungulados cinegéticos tienen un problema grave de prevalencia de enfermedades transmisibles al ganado doméstico, especialmente la tuberculosis.

Los datos del Programa de Vigilancia Epidemiológica de la Fauna Silvestre en Andalucía (PVE) recogidos en la publicación indican que el porcentaje de muestras positivas con tuberculosis en fincas de Sierra Morena de Córdoba y Jaén es del 15’5% entre los cérvidos y del 57,8 % en el caso del jabalí, siendo la proporción de animales positivos a salmonelosis y aujeszky del 81’8 y 38%, respectivamente. Por el contrario, en un estudio realizado en Galicia y Asturias, donde hay nutridas poblaciones de lobos y densidades mucho más bajas de ungulados silvestres, la prevalencia de tuberculosis en los jabalíes fue solo del 2,6%.

Partiendo de esta información se concluye que la problemática de la tuberculosis en el ganado doméstico es muy difícil de afrontar si no se reducen las densidades de ungulados silvestres, que además comprometen la cobertura vegetal si su población está descontrolada. De ahí el relevante papel del lobo ibérico como elemento crucial en el mantenimiento de los equilibrios biológicos de los ecosistemas en los que habita como el cazador natural de ungulados más extendido del hemisferio norte.

A continuación te dejamos el artículo original en caso de que desees consultarlo.

“Wolves contribute to disease control in a multi-host system”