Dos tercios de la población de Sierra Morena se manifiesta a favor de la conservación y protección del lobo ibérico para evitar su extinción

Los resultados de una encuesta realizada a más de 6.000 ciudadanos de la UE reflejan un apoyo mayoritario a la protección del lobo en Europa
24 junio, 2020

Dos tercios de la población residente en el área de la Sierra Morena cordobesa y jiennense considera que el lobo ibérico debería protegerse para evitar así su extinción, al tiempo que reconoce el importante papel que juega como policía sanitaria y elemento clave en el equilibrio de los ecosistemas. Por ello, un 50% de los habitantes de las localidades más cercanas al hábitat de este animal se muestra en total acuerdo con la existencia de planes de conservación del mismo, un porcentaje que se eleva hasta el 63,05% en las capitales cordobesa y jiennense. Estas son algunas de las conclusiones que se pueden extraer del Informe de la segunda encuesta que la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha realizado entre la población del área de la Sierra Morena cordobesa y jiennense, además de en las respectivas capitales provinciales para conocer cómo han variado las opiniones, actitudes y creencias acerca del lobo ibérico desde el inicio del Life Lobo en Andalucía en 2016.

J.A. Maldonado

El informe refleja un aumento porcentual en la percepción general de que la presencia del lobo se está reduciendo en Sierra Morena en los últimos años (en torno al 90% de los encuestados frente al 80% en 2017), destacando en ambas áreas como principal utilidad del lobo su labor para eliminar las piezas de caza enfermas y contribuyendo a evitar epidemias (30,17%), seguida de su valor como especie natural y, en tercer lugar, el interés científico y cultural del lobo (en las capitales) y el equilibrio que aporta al ecosistema (en los municipios). En un 80% no es percibido como una amenaza para el ser humano.

En la actitud hacia los animales silvestres la población refleja una mayor conciencia ecológica y proteccionista en esta segunda encuesta. Un 8,34 % de la población consultada en 2020 (frente al 7,26% en 2017) considera que la actividad humana debería estar limitada cuando afecte a la supervivencia de una especie. El patrimonio relacionado con el lobo que más se reconoce siguen siendo las historias y leyendas (40,38 % en los municipios y 51,95 % en las capitales), seguidas de cuentos populares y anécdotas personales.

Planes de Conservación del lobo

Los resultados obtenidos en esta segunda encuesta permiten afirmar también que sigue existiendo tras el desarrollo del LIFE un amplio consenso en una actitud positiva hacia el lobo, entendiendo como tal aquella en la que los individuos muestran su acuerdo con la preservación de la especie y con la limitación de todos aquellos comportamientos que puedan ponerla en peligro (más del 70% se mostraba en 2017 en desacuerdo con la extinción del lobo y en 2020 lo hace el 75%).

Frente a sólo un 1,92 % de individuos en los municipios de Sierra Morena que considera que no debe llevarse a cabo ningún tipo de actuación en pos de la conservación del lobo, el resto de las acciones son mayoritariamente apoyadas en las dos áreas de estudio. En ambos hábitats la opción que más ha incrementado sus menciones es la de crear zonas protegidas y vetadas a la caza (44,12% en los municipios y 58,77 en las capitales). En los municipios también se incrementa la opción de los planes de reintroducción o suelta, mientras que las capitales priorizan la formación a los ganaderos.

A la hora de elaborar planes de conservación, la población sigue otorgando una mayor capacidad de decisión a los expertos y biólogos (un 87% creen deben ser ellos los que lideren estas actuaciones) , con la colaboración de la Administración Pública (en torno al 78% creen que debería tener “bastante” o “mucha” influencia) y de los habitantes de los territorios con presencia del lobo (un 73,7% considera muy relevante que se les consulte su opinión), estimándose un mayor peso en la toma de decisiones del sector ganadero que del colectivo de cazadores.

Charla Espiel

En relación con el atractivo turístico del lobo, una parte de la población se muestra indecisa o indiferente, no obstante, la tendencia de la mayoría se inclina hacia considerar que mejora la imagen de la zona e incrementa el atractivo turístico. Un tercio de la población de la zona considera que el lobo es beneficioso para el turismo de la zona

El análisis sociodemográfico de la muestra permite observar por ejemplo cómo los hombres se preocupan menos porque el lobo viva cerca de su zona y valoran su atractivo turístico, mientras que las mujeres se inclinan a valorar los planes de conservación y la necesidad de llevarlos a cabo. También se desprende del informe que las personas de más de 55 años tienen una actitud más negativa hacia el lobo que los grupos de menor edad.

Para la recogida de información se realizó una encuesta telefónica mediante sistema CATI, a un total de 412 individuos de la población residente en el área de la Sierra Morena cordobesa y jienense además de en las respectivas capitales provinciales, entre los días 24 de febrero y 31 de marzo de 2020. Se efectuó un diseño muestral representativo por cuotas de edad, sexo y municipio, y una selección aleatoria de los participantes.